Temas Pastorales
LA CONTAMINACIÓN
Apostol Freddy Raúl Villatoro
Sábado 28 de enero de 2012
Iglesia de Cristo La Hermosa
Ministerios Ebenezer

Hay un protagonismo de dos niveles, el bien y el mal, lo bueno y lo malo, siempre hay dos niveles opuestos.  Es necesario que conozcamos los fundamentos sobre los cuales descansa nuestra fe, fundamentalmente descansa en la sangre preciosa de nuestro Señor Jesucristo derramada en la Cruz del Calvario para el perdón de nuestros pecados.
Tenemos que crecer en el conocimiento y en la práctica del conocimiento, subir el conocimiento del alma al espíritu para que nos hagamos diestros y entendamos lo que el Señor quiere formar en lo espiritual.
San Juan 3:12   //El Señor tiene un encuentro con un doctor en la ley, con un personaje preparado en la palabra, un maestro en la palabra.   Había oído del Señor Jesús y le seguía oyendo y quería saber más, le fue a buscar una noche y le dice… maestro yo sé que tu vienes del cielo… el Señor Jesús no se detiene ante la adulación de Nicodemo , lo lleva a una reflexión del conocimiento y le dice, tu sabes que si no naces de nuevo no puedes ver el reino.    Se dieron vuelta los conceptos que tenía dentro de sí y no entendió lo que el Señor le quería decir.   Luego Él le dice: como he de volver al vientre de mi madre siendo ya viejo; no le vuelve a entender cuando le dice que es necesario nacer del agua y del espíritu  //nacer del bautismo y de la palabra del Señor, reengendrados por la palabra para ser una nueva creación en Él.
--Como han de creer las cosas celestiales si no entienden las cosas terrenales.  Como van a entender lo que es celestial.  Porque hay cosas celestiales y terrenales, hay cosas terrenales, cosas espirituales y cosas celestiales…  en Jerusalén hay una Jerusalén terrenal y una Jerusalén celestial que estaba buscando Abraham.     La Jerusalén terrenal es la que ésta en el oriente medio en Israel, pero se tuvo que crear una Jerusalén espiritual que es SION, que es la nación santa que habla la Biblia que es ahora la Iglesia.  La iglesia es la Jerusalén espiritual, y todavía va a venir una Jerusalén celestial.   El contacto de la Celestial con la natural es la Jerusalén Espiritual.  
1 Cor. 15:40  Y cuerpos hay…  //  A Satanás alguien lo contamino. // Mientras hace contacto lo terrenal con lo celestial, debe haber un nexo espiritual.    Dios Creo a Adán, al hombre puro, pero viene el que había sido contaminado antes y lo contamino, y lo sacaron del reino, entonces tiene que venir uno celestial (Cristo) para poder redimir al hombre terrenal, pero mientras tomamos posición de lo celestial, nos establecieron un nexo que es espiritual y es la iglesia.    //El hombre separado de Dios porque fue contaminado no podía alcanzar por sí mismo volver a lo que había perdido, entonces viene lo celestial en forma de hombre que es Jesús para darnos la oportunidad de tener parte en lo celestial. 
Una de las batallas más grandes con la que tiene que luchar el cristiano que está en la iglesia (SION), es contra la contaminación.  Hay otras entidades luchando por contaminar,  una de ellas  es la Babilonia terrenal, la Babilonia espiritual y la Babilonia celestial, cuando levantan la torre de Babel eran guiados por una potestad espiritual que es la Babilonia Espiritual.   El contaminado es desechado, se queda sin parte en lo celestial, que es el deseo de las potestades contaminadas.  Por ello  se quedó sin parte en lo celestial Adán cuando fue contaminado.  
La iglesia del Señor, la quiere sin mancha, sin arruga y sin contaminación.   Es un proceso en el cual nosotros tenemos que ir viendo el no contaminarnos, porque el enemigo se enseñorea de Usted y de mi aunque nosotros andemos buscando al Señor conforme a su palabra, el enemigo lo echa en cuenta dentro de los suyos, pero tenemos un Sello del Espíritu Santo, y fue resucitado el espíritu mediante el perdón de los pecados y no le pertenecemos al Enemigo.  
Job, recto, justo, temeroso de Dios y no había otro como el sobre la tierra,   Job 1:6   el enemigo intenta controlar la tierra mientras estemos sobre la tierra, mientras la iglesia este sobre la tierra, el enemigo no puede controlarlo todo.   Job 1:7   //Rodear – cubrir en el original hebreo// yo vengo de cubrir la tierra, y el Señor para mostrarle que no cubre la tierra, tiene un justo, un hombre que ofrece sacrificio por él y por sus hijos, por su esposa.  Job 1:8  //quítale con lo que le has rodeado a Él, quítale el cerco con el que lo has cubierto a Él, quítale el cerco a su familia, quítale el cerco a sus bienes y veras que te maldice…   lo que quería era contaminar a Job.    Lo enfermo, pero no logro contaminarlo, porque cuando termina el proceso de Job, viene a ser testimonio de las siguientes generaciones de las cuales Dios le permitió que pudiera engendrar. 
El enemigo nos quiere contaminar de palabras, de religión, hay mucho cristiano contaminado de religión, la palabra tiene que marcar nuestra vida para eliminar todo lo que puede manchar o contaminar nuestra vida.  
Apoc 18:4..   //tenemos que ver que la Babilonia este lejos de nosotros (religión, hechiceros, sortílegos, adivinos, cartomancia, etc.)  Hay cristianos que no huyen de Babilonia y en Babilonia que es un sistema instalado en el mundo que puede absorberlo y una vez contaminado se tenga una vida de apariencia.    El pueblo sacado de Babilonia no debe volver a regresar a ella, debe avanzar a donde realmente tiene que avanzar al blanco de la soberana gracia que es Cristo Jesús. 
En lo espiritual o es terrenal, o es espiritual, porque si es terrenal y no tiene nexo espiritual no puede alcanzar lo celestial, pero siendo terrenal es más fácil que lo absorba Babilonia a que lo absorba lo espiritual.   
Debemos ver que los niveles de contaminación se están moviendo en el mundo,    el hecho de dejarse contaminar implica dejar de alcanzar la gracia, y cuando las cosas ya no salen bien la gente se amarga porque deja de alcanzar la gracia, se dejó contaminar y dejo de pertenecer y dejo de hacer lo que tenía que hacer delante de Dios y empezó a ser conforme a lo que le contamino.  Nosotros tenemos que reaccionar conforme a la palabra y hacer conforme a la palabra y hacer lo que Dios quiere que hagamos.   No podemos oír al mundo y dejar de tener identidad.  
Heb 12:15.   // NO SOLAMENTE contaminan las potestades y la religión, también contamina la amargura, que es un proceso de degradación que nació por un resentimiento, por un prejuicio, por una inconformidad,  que nos lleva a una molestia, que da ira y engendra odio y el odio lleva a la amargura.   Cuando una persona esta amargada no quiere oír las maravillas y prodigios de Dios.
El enemigo puede contaminar en la carne, en el alma y en el espíritu.     No contamina al hombre lo que entra, sino lo que sale de su boca, porque lo emano su corazón.  ¿Qué habla? ¿Cómo habla? Como son sus palabras, son puras o contaminadas.   Si alguien no es capaz de refrenar sus palabras, que niveles de contaminación pueden estar en su corazón, las palabras que decimos determinan si hay o no contaminación.   
Nosotros tenemos que ver con claridad, si contamino la religión,  si contamino la potestad, si contamino el resentimiento, si contamino la ira,  si contamino la inconformidad, si contamino las obras de la carne, que pudo contaminarnos y que eso se esté reflejando en la forma que nos comportamos, tenemos que buscarnos a nosotros, y entender que si hay contaminación tenemos que buscar a quien puede liberarnos de ella.
Santiago 4:8    acercaos a Dios y Él se acercará a vosotros…
El doble animo nos hace inconstantes, dice purifiquen su corazón los de doble ánimo, los inconstantes, el doble animo es el resultado de una contaminación que necesita purificación.  
Jeremias 4:14   Purifica tu corazón del mal… 
Nosotros que estamos en este nexo ¿Cuáles son nuestros pensamientos? ¿Son puros?   Hay que tener cuidado de nuestros pensamientos, que se van a volver palabras, las palabras se van a volver hechos, los hechos se van a volver costumbres, cuidado con las costumbres que van a determinar el carácter.     Un pensamiento perverso puede llevar a palabras perversas, las palabras perversas puede llevar a hechos perversos, a costumbres perversas.  Tenemos que ver el proceso que quiere agarrar el enemigo, en donde quiere contaminarnos.   Es determinante que la contaminación se detecte y las formas de detectarla son con sus hechos, con sus costumbres con sus actitudes, allí se puede medir el nivel de contaminación.
Salmo 24:3-4  Quien subirá al monte del Señor?   
Salmos 78:72  Con puro corazón lo apacentó…
Proverbios 22:11  El que ama la pureza de corazón…
Mantener limpio el corazón no dejándose contaminar, se va a mantener un corazón dulce, agradable… hay gente que quiere contaminar, no hay que prestarle atención, no se deje contaminar.   
San Mateo 5:8  (Version Felix Torres Amat)  bienaventurado el que tiene puro su corazón…
Tener un corazón puro es sin contaminación. 
Hechos 15:6-9  //como nos purifica//    Israel necesita subirse a la entidad espiritual que es la iglesia si quiere tomar posicionamiento de la Jerusalén celestial.  
A la hora que tenga que venir la Israel Celestial, tiene que bajar la Israel Espiritual, Sion, El cuerpo de Cristo, la cual tiene que estar sin contaminación, sin mancha y sin arruga.      La contaminación puede venir de potestades, puede venir por pensamientos religiosos, puede venir por obras de la carne, podemos encontrar contaminaciones, pero igual puede venir contaminación por pensamientos perversos, puede haber contaminaciones por lo que oímos y tenemos que eliminar las fuentes de contaminación para que sea la palabra de Dios la que encuentre un terreno fértil que elimine las contaminaciones.  
La contaminación es un veneno que neutraliza, no mata, pero neutraliza, la contaminación no deja que marque la definición a donde pertenece.  Por eso dice a la iglesia, huid de ella,  porque somos una entidad que debe estar limpia, sin mancha.  
La contaminación nos puede hacer perder la comunión, dividir y separarnos de la gracia. 
Que la dimensión espiritual nos potencialice para marcar la diferencia de lo que era y lo que se es, si logramos marcas la diferencia entre lo que era, nos traslada de las tinieblas a la luz, y nos hace luz, pero siendo la luz, nos hace dar vida y protagonismo.  La contaminación puede marcar que se quede indefinido en cualquiera de los pasos de lo que se era, lo que se es y lo que se tiene que ser.    Es un asunto personal, nadie tiene la culpa. 
Personajes Bíblicos que perdieron dimensiones a causa de la contaminación (Gedeón, Salomón, Adán)  no hay que contaminarse, dejar que el Señor haga la obra en cada uno, y honremos al Señor con todas nuestras fuerzas.  
A Nicodemo la religión lo había contaminado, por eso no entendía cuando el Señor le hablaba, no entendía lo terrenal, menos lo celestial a causa de la contaminación.   Lo terrenal y lo celestial necesita un nexo espiritual, al nacer del agua y del espíritu pasaba a ser espiritual para poder entender lo celestial. 
La contaminación neutraliza al espiritual para que no tenga identidad ni con lo terrenal ni con lo celestial,   para tener identidad en lo espiritual se tiene que estar sin contaminación y entonces va a entender al hombre natural, al espiritual y al celestial. 

Versión no revisada.

ICLH.ME/HACP

Imagenes
PDF